Fuente: Xeneta

El impacto del «cisne negro» de la carga aérea (el conflicto en el Mar Rojo, que interrumpió los servicios de carga marítima) mostró signos de aliviarse en abril, pero el crecimiento del volumen aún registró el cuarto mes consecutivo de aumentos, del +11% en la demanda mundial de carga aérea, según el último análisis de datos semanales realizado por Xeneta.

Sin embargo, la inyección de capacidad de carga adicional a medida que las aerolíneas lanzaron sus horarios de verano, impulsó el crecimiento de la oferta en un +5% interanual en abril. Esto ejerció presión a la baja sobre el factor de carga dinámica (load factor), cayendo del 62% en marzo al 59% en abril.

El factor de carga dinámica es la medida de Xeneta de la utilización de la capacidad de carga en función del volumen y el peso de la carga transportada junto con la capacidad disponible.

En abril, el crecimiento interanual de la tarifa spot de carga aérea global se volvió positivo por primera vez desde agosto de 2022, aumentando +5% debido a una combinación de conflictos en Medio Oriente y una fuerte demanda de comercio electrónico. Como resultado, la tarifa spot de carga aérea global promedio aumentó a US$ 2,59/Kg, su nivel más alto este año. Sin embargo, este crecimiento interanual de la tarifa spot global debe verse en el contexto de un mercado débil en abril de 2023.

Niall van de Wouw, director de transporte aéreo de Xeneta, comentó: “En términos absolutos, los niveles de crecimiento de la demanda y la oferta son los que esperamos ver en abril, después de lo que fue un mes de marzo típicamente fuerte a finales del primer trimestre. Abril bien puede representar un interludio hacia un período más tranquilo para el mercado de transporte aéreo”.

Según van de Wouw, los exportadores y freight forwarders que acepten retrasos en los servicios de transporte marítimo debido a desvíos en el Mar Rojo también tendrán un impacto en la demanda de carga aérea, y agregó: “Hemos visto claramente un aumento de la capacidad de transporte aéreo en todo el subcontinente indio debido a la perturbación del Mar Rojo, pero este impacto está disminuyendo a medida que las empresas que dependen del transporte marítimo ahora están planificando plazos de entrega más largos. Por lo tanto, esperamos que disminuya el reciente aumento en la demanda de carga aérea en esta región”.

Xeneta comenzó a ver una tendencia a la baja en las tarifas spot de flete aéreo que surgió en la tercera semana de abril desde esta región.

Si nos centramos en rutas específicas, el mercado de China a EE.UU. lideró en términos de crecimiento de las tarifas de flete en abril, saltando un +20% mes a mes, a US$ 4,87/kg. A esto le siguió la carga originando desde la región de Medio Oriente y Asia Central. En abril, las tarifas spot promedio a Europa y Estados Unidos crecieron a una tasa similar de +18% mes a mes, alcanzando US$ 3,29/Kg y US$ 4,79/Kg respectivamente.

Las cargas que originaron en el Sudeste Asiático tuvo el mismo comportamiento, ya que es muy sensible a los acontecimientos en las regiones cercanas. La tarifa spot del sudeste asiático a Europa en abril aumentó un +14% mes a mes en abril, a US$ 3,06/Kg, mientras que la tarifa a los EE.UU. aumentó un +12% a US$ 4,66/Kg.

Por el contrario, la única región importante que experimentó una disminución significativa en las tarifas de flete fue el mercado de Europa a Estados Unidos, con la tarifa spot de abril cayendo un -8% mes a mes, a US$ 1,93/Kg.

El mercado de Asia Pacífico a América del Norte experimentó la mayor caída en la tarifa spot en abril, con -10% en comparación con hace un año, reduciendo su brecha con el nivel prepandémico a solo +1%. La participación en la tarifa spot de Xeneta se refiere a la proporción de los volúmenes de carga vendidos en el mercado spot.

Por el contrario, el mercado de Europa a América del Norte sólo experimentó una modesta caída de participación en el mercado spot de -5%. Su tarifa spot se mantuvo +20% por encima del nivel previo a la pandemia durante el mismo período.

Esto refleja la expectativa del mercado de ajustes de tarifas de flete más leves para el mercado transatlántico, gracias a una capacidad de carga adecuada y niveles de tarifas de flete cada vez más cercanos a sus niveles prepandémicos.

Abril suele marcar el comienzo de la tradicional temporada baja para el mercado mundial de carga aérea. Una desaceleración en el crecimiento de la demanda mundial de carga se hizo evidente en la tendencia de las tarifas de flete aéreo en las últimas semanas de abril.

Xeneta también observó que más compradores de flete sacaron volúmenes del mercado spot (con tarifas de flete válidas por hasta un mes). En abril, la participación global del mercado spot promedió 41%, un -4% menos que el año anterior. Sin embargo, se mantuvo +10% por encima del nivel previo a la pandemia durante el mismo período.

La atención ahora se centra en el cuarto trimestre, ya que los transportistas y freight forwarders comienzan temprano la planificación de la temporada alta después de la experiencia del mercado de 2023.

Existe la realidad actual: veremos una disminución del factor de carga (load factor) en los mercados debido al aumento de la capacidad, junto con los preparativos que ya están en marcha para el cuarto trimestre. Esto es una prioridad para los exportadores y freight forwarders y, en menor medida, para las aerolíneas, y están compitiendo por una posición después de una temporada alta «fuerte» el año pasado«, dice van de Wouw.

El ejecutivo agrega: “Antes de eso, no había experiencia previa del orden de magnitud de los gigantes del comercio electrónico y su impacto en el mercado tradicional de temporada alta de carga aérea. Este año, el mercado tradicional busca reducir riesgos y planeará estar mejor preparado. El cuarto trimestre está a la vuelta de la esquina en términos de planificación y los freight forwarders ya están mirando más allá del verano para asegurar su market share, porque les preocupa lo que hará el comercio electrónico en el sur de China y Hong Kong más adelante este año«.

Una sorpresa, añade van de Wouw, son los períodos de validez de las tarifas de los nuevos contratos entre exportadores y freight forwarders. “Vemos un gran cambio desde acuerdos cada vez más largos a una tendencia inversa de contratos más a corto plazo a medida que los exportadores buscan ganar un poco de tiempo debido al evento del cisne negro en el Mar Rojo. También vemos más acuerdos entre exportadores y freight forwarder, los que contienen un mecanismo para hacer frente a los cambios en las tarifas del mercado durante la vigencia de sus contratos. Esto refleja cómo la necesidad de gestionar la volatilidad del mercado está superando el típico tira y afloja sobre los últimos centavos de los contratos.

Los exportadores preferirán relaciones más duraderas con los freight forwarders que conozcan su negocio y que ofrezcan un buen rendimiento operativo a un nivel de tarifas competitivo. Los freight forwarders quieren previsibilidad de sus ingresos para evitar tener que licitar cada trimestre para asegurar el negocio. Entonces, estos mecanismos pueden funcionar para ambas partes.

Pero, mientras los freight forwarders buscan comprar más capacidad a más largo plazo, las aerolíneas se enfrentan a “un acto de equilibrio”.

van de Wouw añadió: “Si las aerolíneas creen que el cuarto trimestre volverá a estar con mucha actividad, no venderán toda su capacidad ahora. Deben decidir cuánto quieren comprometer ahora, sabiendo que posiblemente puedan obtener hasta un 50% más de ingresos por esa misma capacidad en el mercado a corto plazo en el cuarto trimestre”.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

22 + = 23