El Grupo LATAM Airlines informó que acaba de recibir un nuevo Boeing 787-9, y proyecta terminar el 2023 con una flota de 332 aviones, de los cuales 78 son Wide Body y 254 Narrow Body. La puesta en operación de este B787-9 está en línea con la hoja de ruta que se trazó el grupo hacia la modernización de su flota, y espera finalizar 2023 con un total de 37 aviones de la familia 787 (Dreamliners), convirtiéndose así en uno de los operadores aéreos más eficientes y el único en utilizar este modelo en Sudamérica.

En este sentido, Ramiro Alfonsín, CFO de LATAM Airlines Group comentó: “Nuestra estrategia de renovación y modernización de flota está totalmente alineada a nuestro compromiso con la sostenibilidad y nos acerca a la meta de convertirnos en un grupo carbono neutro para 2050. Seguiremos trabajando por complementar la flota actual con aviones de última generación para mejorar aún más la conectividad del grupo LATAM reforzando el cuidado del medio ambiente.” 

Por su parte, Mike Wilson, vicepresidente de ventas y marketing para América Latina y el Caribe de Boeing Commercial Airplanes, agregó: “El Dreamliner apoya la estrategia de sostenibilidad del grupo LATAM al ofrecer una eficiencia de combustible y rendimiento inigualables al mismo tiempo en que brinda al grupo una capacidad de rutas excepcional y mayor comodidad a los pasajeros. Estamos orgullosos de seguir con nuestra larga asociación con el grupo LATAM, que permite conectar a Sudamérica con el mundo y hace gran diferencia en las comunidades donde opera.”

Según informa Boeing, gracias a la tecnología de última generación, el Boeing 787-9 reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en un 20-30% comparado a la tecnología anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 1 =