Fuente: Xeneta

La demanda del mercado mundial de carga aérea aumentó un 11% interanual por tercer mes consecutivo en marzo, ya que los boyantes volúmenes de comercio electrónico y las preocupaciones sobre el impacto del conflicto en la región del Mar Rojo en los servicios de carga marítima generaron una ventaja inesperada en el primer trimestre para forwarders y aerolíneas, según los últimos datos semanales emanados de la investigación de mercado de Xeneta.

En lo que suelen ser meses del año más débiles para la industria de carga aérea, estos mayores volúmenes superaron el crecimiento en la oferta de capacidad en el primer trimestre, que aumentó un +8% interanual. A su vez, esto produjo un salto en el factor de carga dinámica global (Dynamic load factor), que es la medida de Xeneta de la utilización de la capacidad de carga en función del volumen y el peso de la carga transportada junto con la capacidad disponible.

El factor de ocupación en los primeros tres meses de 2024 aumentó +2% interanual, hasta el 59%, y el desempeño de marzo mostró un crecimiento similar, subiendo hasta el 61%.

Si bien estos últimos datos mensuales deberían compararse con la base más baja registrada en el mes correspondiente de 2023, cuando vimos un debilitamiento de las actividades manufactureras globales, el primer trimestre de 2024 todavía vio un mercado de carga aérea sorprendentemente activo. El nivel de demanda en el primer trimestre no indica que el mercado esté perdiendo fuerza hasta el momento”, dijo Niall van de Wouw, director de transporte aéreo de Xeneta.

La pregunta es: ¿deberíamos sorprendernos o deberíamos acostumbrarnos? Aunque el mercado no se benefició inmediatamente, la perturbación del Mar Rojo fue claramente un factor en estas últimas cifras. El crecimiento del transporte aéreo se debió principalmente al aumento de los volúmenes procedentes de Oriente Medio y el sur de Asia, ya que los exportadores cambiaron los servicios marítimos por los aéreos para evitar retrasos en el Mar Rojo. Tampoco podemos subestimar la importancia del crecimiento del comercio electrónico, que no muestra signos de disminuir en sus rutas más destacadas.

Posteriormente, la tarifa spot global promedio de carga aérea en marzo aumentó un +7% con respecto al mes anterior, a USD 2,43 por kg.

A nivel de rutas puntuales, como se destacó anteriormente, el mercado de Medio Oriente y Asia del Sur hacia Europa continuó liderando el crecimiento de las tarifas de carga aérea en marzo, ya que la afluencia de demanda de carga aérea causada por las preocupaciones sobre el Mar Rojo redujo la capacidad en estas rutas. La tarifa spot promedio en este corredor aumentó un 46% con respecto al nivel de febrero, a los US$ 2,82/kg, lo que representa un aumento interanual del 71%.

Esto se vio especialmente en el mercado emisor de India, donde la tarifa spot de carga aérea de India a Europa en marzo aumentó un 68% mes a mes, a US$ 3,38/Kg.

Por el contrario, la tarifa spot promedio de contenedores marítimos en las rutas de la costa oeste de la India hacia el norte de Europa experimentó una disminución del -9% en marzo después de su máximo en febrero, aunque se mantuvo un +340% por encima del nivel de diciembre, antes de la perturbación del Mar Rojo.

El mercado de carga aérea de Oriente Medio y el sur de Asia hacia Estados Unidos tuvo el mismo comportamiento. La tarifa spot promedio de US$ 4,03/Kg en marzo aumentó un +35% mes a mes y un +51% año tras año.

En comparación, la tarifa spot de carga aérea de Europa a EE.UU. aumentó solo marginalmente en un +3% mes a mes, a US$ 2,12/Kg, debido a que este corredor se vio menos afectado por el Mar Rojo.

El mercado emisor de China experimentó una caída en la tarifa spot en comparación con febrero de 2024, ya que el mercado se enfrió después del Año Nuevo Lunar. La tarifa spot de China a Europa disminuyó un -3% mes a mes, a US$ 3,64/Kg. Sin embargo, aumentó un +5% con respecto al año anterior, impulsado principalmente por la demanda del comercio electrónico y el cambio modal fuera del Mar Rojo. De manera similar, la tarifa spot del mercado de China a Estados Unidos, de US$ 4,06/Kg, cayó un -2% mes a mes, aunque, año tras año, la creciente demanda del comercio electrónico y el retraso en la recuperación de la capacidad en vuelos de pasajeros contribuyeron a un notable +15% de aumento promedio en las tarifas spot de flete aéreo.

El mercado emisor de América del Sur registró la mayor caída entre los principales corredores de carga aérea del mundo. A medida que disminuyó la demanda del mercado floral, la tarifa spot de carga aérea de Sudamérica a EE.UU. cayó un -12% respecto al mes anterior, a US$ 1,25/Kg en marzo, un -7% menos que el año anterior. El mercado de América del Sur a Europa experimentó una tendencia similar, con tarifas spot que promediaron US$ 1,75/Kg, una caída del -18% mes a mes y del -11% año a año.

Los datos de marzo muestran que los freight forwarders continuaron comprando una mayor proporción de tarifas spot mientras mantenían abiertas sus opciones en espera de un enfriamiento anticipado de la perturbación del Mar Rojo, y para beneficiarse de la relación demanda/oferta tradicionalmente más desequilibrada causada por la afluencia de la capacidad de las aerolíneas al inicio de los horarios de verano.

En el primer trimestre de 2024, la participación de los volúmenes en el mercado spot representó el 43% del mercado total, en comparación con el 31% en la prepandemia, ya que las expectativas de una «normalización» del mercado de carga impulsaron a los freight forwarders a tomar riesgos a corto plazo en el mercado spot, con la esperanza de obtener ganancias a largo plazo.

De manera similar, en el primer trimestre de 2024, más exportadores abandonaron los contratos de carga aérea a más largo plazo y optaron por compromisos de capacidad a corto plazo. En este sentido, los contratos de tres meses representaron el 41 % de todos los contratos recientemente negociados en este trimestre, un aumento del +18 % comparado con el trimestre anterior. La preferencia por contratos a seis meses disminuyó -23% respecto al trimestre anterior.

“El mercado de carga aérea claramente ha disfrutado de un comienzo de año más fuerte de lo previsto, pero se avecina un trimestre diferente y se está adquiriendo más capacidad, por lo que esperamos una presión general a la baja sobre el factor de carga (load factor) y las tarifas, a excepción de rutas seleccionados donde el continuo aumento del comercio electrónico y los residuos de la incertidumbre del Mar Rojo seguirán impulsando los niveles de tarifas.

Pero ya son seis meses consecutivos en los que el mercado de carga aérea ha sido más fuerte de lo que esperábamos. ¿Cuándo va a disminuir este ritmo? Sólo el tiempo lo dirá, pero en este momento, la demanda de transporte aéreo es sorprendentemente resistente.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 2