Fuente: WFS

Worldwide Flight Services (WFS), miembro del Grupo SATS, aumentará la capacidad de carga en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) de Nueva York en un 20% a principios de 2025, con la apertura de un nuevo aeropuerto de 346.000 pies cuadrados. Esta terminal incorpora tecnología de avanzada y soluciones de sostenibilidad.

New York JFK es una de las estaciones de carga internacionales más grandes de WFS. La empresa ya opera ocho instalaciones de handling en el aeropuerto, atendiendo a 38 aerolíneas. La nueva instalación aumentará la presencia de la compañía en el sexto aeropuerto de carga más grande de América del Norte, a más de 700.000 pies cuadrados, y aumentará la capacidad a más de 675.000 toneladas por año.

La apertura de la nueva instalación WFS le dará a JFK su primera instalación de manipulación en el aeropuerto dedicada a productos farmacéuticos y cargas perecederas con temperatura controlada. La terminal de carga también está diseñada con la última tecnología y soluciones digitales para ofrecer a los clientes actuales y futuros una capacidad de crecimiento del 20%, respaldada por la inversión de WFS en nuevas soluciones de automatización. Estos incluyen el sistema de gestión de muelles de la terminal, el sistema ETV y la automatización de procesos.

Mike Simpson, director ejecutivo para América de WFS, comentó: “Cuando la instalación se inaugure en el primer trimestre de 2025, aumentaremos nuestra capacidad para ofrecer a las aerolíneas y a la comunidad de carga aérea en Nueva York la oportunidad de transportar más cargas especiales y premium, así como respaldar las crecientes demandas de empresas y consumidores en los EE.UU. y en todo el mundo. Al incorporar sistemas escalables y soluciones con visión de futuro, el edificio seguirá siendo versátil y receptivo a las necesidades cambiantes de los clientes y la industria, así como a los avances tecnológicos emergentes”.

En línea con los objetivos de sostenibilidad global de SATS, una consideración clave en el diseño de la terminal de carga, el nuevo edificio utilizará energía renovable proporcionada por paneles solares para reducir su huella de carbono. Además, las ventanas, la iluminación, la ventilación y los sistemas de aire acondicionado energéticamente eficientes y el uso de montacargas eléctricos, transportadores de paletas y equipos GSE contribuirán a la eficiencia ambiental de la terminal.

El sitio de 26 acres de la terminal también proporcionará espacio de rampa para tres aviones de fuselaje ancho.

«Además, nuestros clientes pueden estar seguros de que continuaremos brindándoles el servicio preciso y confiable que esperan de nosotros«, agregó Mike Simpson.

WFS ha firmado un contrato de arrendamiento de 15 años para la nueva terminal de carga, que representa una fase principal del Plan de Visión integral de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey para mejorar la reputación internacional de JFK y respaldar el crecimiento económico en toda la región noreste de Estados Unidos.

WFS también aumentó su presencia en el Medio Oeste de EE.UU. a principios de 2023 al abrir una terminal de carga adicional en el Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago, aumentando la capacidad anual en un 10 % a más de 310 millones de kilogramos.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

29 − 28 =