Fuente: va-q-tec

La terapia celular y genética es un campo de la medicina que está estableciendo nuevos estándares en relación con la lucha contra enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, la demencia y la insuficiencia cardíaca. Estas tecnologías están abriendo la posibilidad de curar incluso las enfermedades más graves. Para tener éxito, las empresas biofarmacéuticas necesitan transportar sangre y cultivos celulares a bajas temperaturas constantes. 

va-Q-tec, el experto en eficiencia energética térmica y cadenas de suministro con temperatura controlada, lanza un nuevo material de cambio de fase (PCM): este material innovador permite el transporte a -70°C sin el uso de hielo seco. La innovación complementa la cartera de soluciones reutilizables de la empresa con una alternativa importante.

El material de almacenamiento de calor latente de alto rendimiento -67G PCM hace innecesario el uso de hielo seco para determinadas tareas de transporte. El hielo seco es dióxido de carbono (CO2) en estado sólido, que se evapora durante el transporte y el almacenamiento. En consecuencia, se libera CO2 durante su fabricación, almacenamiento y transporte. El hielo seco también es un material peligroso y, junto con las precauciones de seguridad necesarias durante su manipulación, también está sujeto a restricciones de transporte aéreo.

El nuevo material de cambio de fase –67G permite un transporte seguro: no es un material peligroso según las normas de la IATA, tampoco es tóxico ni inflamable y puede reutilizarse cientos de veces sin pérdida de rendimiento. Estas características lo hacen extremadamente sostenible en comparación con el hielo seco. 

También facilita la planificación de la logística: a menudo no hay suficiente hielo seco disponible en poco tiempo. Por el contrario, los exportadores pueden tener el PCM refrigerado disponible en cualquier momento. Por tanto, las empresas biofarmacéuticas pueden minimizar el uso de hielo seco en situaciones en las que su uso sea inevitable, como por ejemplo para el transporte intercontinental de larga distancia. 

En algunos escenarios dentro del sector clínico-farmacéutico es necesario mantener una temperatura de -70°C por periodos prolongados durante el transporte. Cuando se utiliza en un embalaje a prueba de va-Q, el nuevo PCM -67G está calificado para funcionar hasta 72 horas por debajo de -60°C.

El Dr. Joachim Kuhn, director general y fundador de va-Q-tec, comentó: “Las soluciones con hielo seco tienen desventajas. Con esta innovadora tecnología que no requiere hielo seco, ofrecemos a nuestros clientes y socios la posibilidad de elegir la opción más adecuada para su aplicación específica. De esta manera podemos limitar aún más los efectos nocivos y, en cierta medida, la manipulación peligrosa del hielo seco”.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 4 = 4