Fuente: XENETA

Los volúmenes mundiales de carga aérea aumentaron de manera sorpresiva un 10% interanual en enero, ya que las preocupaciones de los exportadores sobre las hostilidades en el Mar Rojo y un Año Nuevo Lunar adelantado, compensaron con creces la caída anticipada posterior a Navidad en el tráfico de comercio electrónico. Así lo informa el último análisis semanal del mercado global realizado por Xeneta.

Sin embargo, con una gran capacidad de carga aérea disponible en lo que tradicionalmente es un mes más tranquilo para la demanda, las bodegas de carga más llenas aún no se han traducido en tarifas más altas. A nivel mundial, las tarifas spot de carga aérea general en enero disminuyeron -12% mes a mes, a un promedio de US$ 2,27/ kg, consistente con la tendencia del factor de carga dinámica global, que cayó tres puntos porcentuales a 56% en comparación con diciembre. El análisis dinámico del factor de carga de Xeneta mide la utilización de la capacidad de carga aérea considerando tanto el volumen de carga como las perspectivas de peso de la carga transportada y la capacidad disponible.

En general, el crecimiento interanual de la oferta del mercado mundial de carga aérea se desaceleró en enero, ya que el año pasado se restableció gran parte de la capacidad faltante.

En comparación con el año anterior, la tarifa spot promedio global de enero continuó mostrando una caída interanual de dos dígitos del -21%, aunque a un ritmo más lento en comparación con la caída del -38% observada en enero de 2023.

Niall van de Wouw, director de transporte aéreo de Xeneta, comentó: “Vimos un enero relativamente fuerte desde la perspectiva del volumen, pero los fundamentos del mercado no han cambiado. No se trata de que los consumidores compren más, sino que probablemente esté relacionado con las perturbaciones del Mar Rojo, así como con el próximo Año Nuevo Lunar y algunos indicadores de que el mercado de carga general está más ocupado de lo esperado. No vemos esto reflejado en las tarifas, pero eso no es sorprendente en enero porque no hay la misma presión sobre la capacidad.

Si bien las incertidumbres debido a la ansiedad económica y las tensiones geopolíticas continúan persistiendo, el mercado de carga aérea, dijo van de Wouw, podría centrarse más en lo que sucede con el comercio electrónico luego de los «locos» volúmenes de ventas de carga aérea en línea generados en las semanas previas a Navidad. La contracción de la economía alemana, la desaceleración del crecimiento económico de China y las tasas de interés aún elevadas debido a la alta inflación, también podrían silenciar la demanda mundial de carga aérea al menos en la primera mitad de 2024.

La situación en el Mar Rojo ha generado nerviosismo en muchas cadenas de suministro y posiblemente alentó a algunos exportadores a tener una reacción instintiva, cambiando al transporte aéreo, adelantando volúmenes y asegurando capacidad. Sin embargo, el consenso parece ser que esto no producirá un efecto positivo a largo plazo en el transporte aéreo. Una vez que los nervios y la incertidumbre iniciales disminuyan, la estabilidad regresará una vez que los exportadores simplemente acepten que el transporte marítimo puede demorar dos semanas más, lo que hará que luego disminuya la necesidad de transporte aéreo. No creo que esté revolucionando el mercado del transporte aéreo como vimos, por ejemplo, durante la huelga de los puertos en la costa oeste de Estados Unidos”, agrego van de Wow.

Aunque la crisis del Mar Rojo no afectará directamente los volúmenes de comercio electrónico, sí contribuyó a cierto crecimiento de la demanda de carga aérea hacia Europa en enero, cuando los transportistas marítimos desviaron los buques para evitar la amenaza de ataques terroristas, lo que aumentó el tiempo de tránsito, elevó los costos y lo que genera preocupación por una posible escasez de contenedores.

Dado que los exportadores necesitan mover mercancías antes del Año Nuevo Lunar para atender la demanda de los consumidores en Europa e impulsar la producción fabril en China, es probable que algunos de los mayores volúmenes de carga aérea de enero se deban a que algunos exportadores, especialmente en la industria de la confección y productores de componentes manufactureros, hayan decidido pasar del transporte marítimo al aéreo.

Xeneta observó aumentos “extraordinarios” en los volúmenes de carga aérea desde China y Vietnam a Europa durante tres semanas consecutivas en enero, superando incluso los máximos de la temporada alta. En respuesta a esto, el mercado también experimentó un aumento en algunas tarifas spot de carga aérea. Las tarifas spot de carga general desde el noreste de Asia a Europa repuntaron un +11% hasta los US$ 3,42/kg en la semana que finalizó el 28 de enero, después de alcanzar su punto más bajo en la primera semana de enero. El noreste de Asia se refiere a China continental, Hong Kong, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

Esto contrasta con la tendencia de las tarifas de flete desde el noreste de Asia a los EE.UU., donde las tarifas spot de carga general continuaron su tendencia a la baja desde mediados de diciembre, alcanzando los US$ 3,28/kg en la semana que finalizó el 28 de enero, un -7% menos que las tres semanas anteriores. Esto sugiere que el crecimiento de la demanda en el corredor entre el noreste de Asia y Europa se debe más a un efecto indirecto del transporte marítimo que a un crecimiento real del gasto de los consumidores.

Si bien puede haber impulsado la demanda de capacidad, el Año Nuevo Lunar no logró aumentar las tarifas spot de carga general desde China a Estados Unidos, las cuales rondaron los US$ 3,43/kg en enero.

En comparación, las tarifas spot de carga general desde Europa a EE.UU. se mantuvieron relativamente estables en enero en US$ 1,77/kg, con un ligero aumento del +4% respecto a tres semanas atrás. Este aumento se debió principalmente a la reducción de la capacidad de carga, más que a un aumento de la demanda.

El mercado sigue siendo extremadamente difícil de predecir. Esperemos y veamos qué sucede en febrero, cuando podríamos ver que los volúmenes aéreos y marítimos, así como las tarifas, retroceden si regresa una mayor estabilidad al mercado. Pero enero fue un mes muy lento y, después de un año difícil, la industria del transporte aéreo de carga no se quejará de empezar el año con una nota positiva”, concluyó van de Wouw.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

78 − = 74