Foto: Lufthansa Cargo

A partir de 2022, Lufthansa Cargo equipará a todos los cargueros Boeing 777 con AeroSHARK. La innovadora tecnología de superficie de Lufthansa Technik y BASF mejora la eficiencia del combustible y ayuda a las aerolíneas a alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

Cuanto menor sea la resistencia a la fricción de un avión en el aire, menor será el consumo de combustible. Utilizando la naturaleza como modelo a seguir, la industria de la aviación ha estado investigando intensamente formas de reducir la resistencia aerodinámica durante muchos años. Ahora Lufthansa Technik y BASF han logrado hacer el avance como parte de un proyecto conjunto. AeroSHARK, una película superficial que imita la fina estructura de la piel de un tiburón se desplegará en toda la flota de cargueros de Lufthansa Cargo a partir de principios de 2022, haciendo que el avión sea más económico y reduciendo las emisiones.

La estructura superficial que consiste en ribetas que miden alrededor de 50 micrómetros imita las propiedades de piel de tiburón, y por lo tanto optimiza la aerodinámica en las partes relacionadas con el flujo de la aeronave. Para los cargueros Boeing 777F de Lufthansa Cargo, Lufthansa Technik estima una reducción en la resistencia (drag) de más del 1%. Para toda la flota de diez aviones, esto se traduce en un ahorro anual de alrededor de 3.700 toneladas de queroseno y poco menos de 11.700 toneladas de emisiones de CO2, que equivale a 48 vuelos de carga individuales de Frankfurt a Shanghai.

«Estamos orgullosos de poder operar toda nuestra flota de cargueros de manera aún más eficiente en el futuro gracias a la tecnología sharkskin y reducir aún más la huella de carbono de nuestra flota moderna. Las inversiones que hemos hecho en la implementación de AeroSHARK en Lufthansa Cargo reafirman conscientemente nuestro compromiso con el objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas en materia de acción climática«, explicaDorothea von Boxberg, Directora Ejecutiva de Lufthansa Cargo AG.

La división Recubrimientos de BASF está desarrollando películas innovadoras y funcionales en su unidad Beyond Paint Solutions. Se implementó una solución junto con Lufthansa Technik que cumple con los estrictos requisitos de la industria de la aviación. Las superficies exteriores utilizadas en la aviación están expuestas a factores como la fuerte radiación UV, así como las fluctuaciones de temperatura y presión a grandes altitudes, entre otros. Basf, por lo tanto, ha centrado su desarrollo en lograr una durabilidad extrema y resistencia a la intemperie. Los criterios clave para su uso en la operación de aviación incluyen la aplicación y el manejo sencillos, así como la facilidad de reparación, para lo cual se ha desarrollado un concepto personalizado.

«Como experto en superficies, implementamos soluciones a medida para nuestros clientes. La innovadora tecnología sharkskin nos permite apoyar a Lufthansa en el logro de sus objetivos de sostenibilidad y en hacer que la industria de la aviación sea un poco más respetuosa con el medio ambiente«, dice Dirk Bremm, jefe de la división de Recubrimientos de BASF y también responsable de películas funcionales en este papel.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 1 = 3