Fuente: CLIVE Data Services

Según indica el último análisis de mercado semanal de CLIVE Data Servicies, parte de Xeneta, la tensión está aumentando en el mercado mundial de carga aérea de cara a los meses de verano más débiles, con las tarifas de carga aérea cayendo en mayo a su nivel más bajo desde marzo de 2020.

La tarifa spot promedio del flete aéreo mundial cayó a USS 2,41 por kilo en mayo, un -40% respecto al año anterior, alcanzando su nivel más bajo en más de tres años, solo unos días después de que IATA predijera que los ingresos y rendimientos de carga de las aerolíneas podrían caer más del 31% y el 29%, respectivamente en 2023.

La disminución de la demanda global de carga aérea experimentó una caída interanual menos severa, del -1% en el peso cobrable (Chargeable Weight) en mayo. Esta es la disminución mensual más pequeña en los últimos 12 meses. Sin embargo, el incremento de capacidad de carga en el mercado en esta temporada alta de verano ejerció más presión a la baja sobre las tarifas. La capacidad global de carga aérea en mayo continuó con su aumento de dos dígitos, un +14% año con año.

Menos demanda y más capacidad llevaron a una caída inevitable en el factor de carga dinámico (Dynamic load factor), la medida de CLIVE del volumen global y las perspectivas de peso de la carga volada y la capacidad disponible. Este load factor fue -5% más bajo que mayo de 2022, cayendo al 55%.

Niall van de Wouw, director de carga aérea de Xeneta, dijo que no es solo el aumento de la capacidad lo que está causando inquietud. “Hay muchos freight forwarders ambiciosos en el mercado que quieren crecer, pero no pueden crecer con sus bases de clientes actuales porque la demanda de carga aérea no existe, por lo que, como destacamos en abril, buscan obtener una mayor participación de alguien más.”

Al mismo tiempo, vemos que muchos exportadores van a otros freight forwarder (distintos al que trabajan habitualmente) porque quieren actualizar sus tarifas y beneficiarse de las diferentes condiciones de hace 3 a 6 meses. Estos otros freight forwarders huelen la oportunidad y ofrecen a estos exportadores tarifas bajas. Y, ya sea que obtengan el negocio o no, las tarifas generales caen porque los exportadores a menudo se quedan con su proveedor actual, pero esperan que ajusten sus tarifas de acuerdo con este nivel más bajo del mercado”, agregó Niall.

La disminución interanual de las tarifas de flete en la mayoría de las principales rutas longhaul en mayo superó el promedio de la industria. En consonancia con el deterioro de las lecturas del PMI, el mercado de salida del Sudeste Asiático experimentó la mayor caída de la tarifa interanual entre los principales corredores longhaul. Sus tarifas de carga aérea a los EE.UU. y Europa cayeron un 68% y un 62% respectivamente durante el mes. El noreste de Asia (excluyendo China continental) a los EE.UU. experimentó una caída del 60% en las tarifas de carga con respecto al año anterior. La única excepción es el corredor de China a Estados Unidos. Este registró solo una disminución del 31% con respecto al año anterior, que está por debajo del promedio de la industria de -40%, pero comparado con el mes anterior (abril 2023) experimentó un aumento en las tarifas del 7%.

Esto estuvo influenciado por una pequeña ventana de oportunidad para la carga aérea en mayo, que surgió de las últimas ausencias de los trabajadores portuarios en la costa oeste de EE.UU. debido a las persistentes negociaciones de contratos laborales, así como por los límites de peso establecidos para pasar por el Canal de Panamá debido a los bajos niveles de agua. Sin embargo, dado que la demanda de flete marítimo iguala la tendencia de la carga aérea, es probable que cualquier beneficio de algunos embarques que cambian del transporte marítimo al aéreo sea efímero y tenga poco impacto significativo a nivel mundial.

Los exportadores son los actores dominantes en el mercado en este momento, ya que los freight forwarders y las aerolíneas están nerviosos por perder los embarques/volúmenes que realmente se ofrecen en el mercado. En mis conversaciones con aerolíneas y freight forwarders durante Transport Logistic en Munich a mediados de mayo, escuché que el mercado estaba lento, pero no hubo pánico. Pero el sentimiento general del mercado parece estar cambiando. Ahora, más aerolíneas y freight forwarders claramente se están poniendo nerviosos, están aceptando el hecho de que las esperanzas de un aumento en la demanda de la temporada alta más adelante en el año están disminuyendo”, afirmó van de Wouw.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 3 = 7