Fuente: FAA

Mediante una “notificación de aeronavegabilidad”, la FAA (Administración Federal de Aviación de EEUU) emitió una alerta respecto al lanzamiento de la red 5G y las interferencias que esta nueva red podría causar en algunas funciones críticas en algunos tipos de aviones.

Los modelos de aviones aprobados por la FAA hasta el momento incluyeron algunos modelos Boeing 737, 747, 757, 767, MD-10/-11 y Airbus A310, A319, A320, A321, A330 y A350. La FAA espera emitir más aprobaciones en los próximos días. Los grandes ausentes en este listado son las familias del Boeing 777 y del Boeing 787, por lo que se enciende una alarma muy grande en las aerolineas que operan estas dos familias de aviones, que son muchas.

Esto se refleja clarante en el anuncio que hizo días atras la FAA, informando que «hasta el momento solo el 45% de la flota comercial en los EEUU estaba autorizada a realizar aterrizajes de baja visibilidad en muchos de los aeropuertos donde se implementará la banda C 5G a partir del 19 de enero de 2022«. Presumiblemente, el 55% restante que aún no esta aprobado serían las numerosas flotas de B777 y 787. Esto podría generar serios problemas a las aerolíneas (y por consecuencia a las cadenas de suministro y a los pasajeros), ya que estas deberían reprogramar las aeronaves a utilizar en determinadas rutas, o a directamente cancelar algunas operaciones.

Concretamente, la FAA determinó que estas anomalías en algunos tipos de aviones se darían debido a la interferencia que la banda C 5G podría ocasionar en múltiples sistemas de aviones que utilizan datos de radioaltímetro, independientemente del tipo de aproximación o el clima.  Estas anomalías pueden no ser evidentes hasta que el avión esté a baja altura durante la aproximación. Los sistemas afectados incluyen, pero no se limitan a: sistema de piloto automático; sistema de aceleración automática; motores; inversores de empuje; controles de vuelo; instrumentos de vuelo; sistema de alerta de tráfico y prevención de colisiones (TCAS); sistema de advertencia de proximidad al suelo (GPWS); y advertencias de configuración.

Otra alerta emitida en la notificación de la FAA se refiere a que durante el aterrizaje, esta interferencia podría evitar la transición adecuada del modo AIRE a TIERRA, lo que podría afectar el despliegue del inversor de empuje y del freno de velocidad y un mayor empuje en vacío; y los frenos pueden ser el único medio para reducir la velocidad del avión. Por lo tanto, la presencia de interferencia de banda C 5G puede resultar en un rendimiento de desaceleración degradado, una mayor distancia de aterrizaje y una excursión de la pista.

Air Cargo Latin America

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 6 = 11